Hacia la ficción moderna: Sir Gawain y el Caballero Verde


HISTORIA

Sir Gawain es sobrino y posible heredero del Rey Arturo. 

Durante la fiesta de año nuevo en Camelot, un hombre, completamente vestido de verde y con un corcel del mismo color, reta a los Caballeros de la Mesa Redonda a que le den un golpe con el hacha que empuña: al cabo de un año, lo devolverá.

Gawain es el único que acepta, aún sabiendo que no es una buena idea. Decapita al caballero que, a continuación, se levanta y se despide hasta el año siguiente en la Capilla Verde.

Once meses después, fiel a su promesa, nuestro protagonista emprende camino. Se enfrenta a todo tipo de bestias y no suponen ningún problema, pero la soledad hace mella. Para Nochebuena llega a un castillo, cuyo señor, Bercilak, le ofrece hospitalidad.

A falta de tres días para que Gawain deba acudir a la Capilla Verde, permanecerá en el castillo. Allí promete compartir los frutos de cada día con su anfitrión. Pero, durante las ausencias del señor, la esposa de este intenta seducir a Gawain, que solo admite de ella castos besos los dos primeros días. Así, a la llegada de Bercilak por la noche con piezas de caza, Gawain responderá con un beso.

Sin embargo, en la última ocasión recibe una liga que, en teoría, le salvará la vida frente al Caballero Verde. El temor a morir hace que, en este caso, no comparta el logro de su día.

Cuando acude a la capilla, el Caballero se limita a hacer tres amagos de decapitación sobre su cuello. Con el último le hace una pequeña herida. Al parecer Bercilak es hermano de Morgan le Fay, pagana, ha actuado a través de la magia de ella y su deseo era asustar a la reina Ginebra que había cristianizado la corte.

Gawain vuelve a casa con vergüenza, pero los caballeros le reciben como victorioso y deciden portar una liga verde en su honor.

LAS IMPLICACIONES

Uno de los elementos principales es, sin duda, la procedencia del héroe. Gawain es sobrino de Arturo, pero también lo es de Morgana. Está igual de predispuesto al bien que al mal (representado aquí por el paganismo). Es tentado y, como no es cristo, su triunfo es relativo. En el Tapiz de Fionavar, por ejemplo, encontramos a un personaje completamente identificable con este principio.

El Caballero Verde es una representación de la naturaleza, de la espiritualidad y de la verdad. Una fuerza del caos. Sin embargo, en este poema ya hemos superado el miedo a lo sobrenatural y lo desconocido que predominaba en Beowulf. El miedo aquí está en la decepción propia, en la debilidad de la muerte y la traición a los ideales. En Canción de Hielo y Fuego tenemos una serie de figuras sobrenaturales de fondo (los Caminantes Blancos y los dragones, principalmente) que, aunque son una potente fuerza motora del trasfondo, no representan el verdadero meollo de la historia. Los personajes están luchando contra sí mismos.

En "Los Monstruos, los Críticos y otros ensayos" el hijo de Tolkien recopiló algunos textos lingüísticos y literarios del autor. En ellos habla, como no podría ser de otra manera, de la historia de Sir Gawain. 

En la página 79 de dicho libro menciona que no hay mejor manera para enseñar moral que los antiguos cuentos de hadas. Esto es, sin duda, lo que el autor percibió en Sir Gawain y lo que él deseaba conseguir con su obra. No significa que la obra de ninguno de los dos sea un compendio de alegorías con pretensiones (y es que de hecho Tolkien odiaba las obras que sobreponían el tono moralista a la propia historia), pero sí que imitó cierta manera de contar encontrada en este romance. 


La tentación es el tema principal en la obra de Tolkien y también en Sir Gawain. Está principalmente representada por el Anillo Único, pero también lo son cada lugar seguro por el que pasan y una larga lista de otros objetos mitológicos de sus historias. 


Tampoco hay que olvidar que Sir Gawain está narrado en un tono, sin lugar a dudas, cómico. Este estilo de cuento se ve reflejado mejor en el Hobbit que en el Señor de los Anillos. La trama de la tentación del Anillo es muy fuerte en ambas, pero en esta última además se suma la Piedra del Arca. Bilbo y sus compañeros se enfrentan a todo tipo de monstruos en su camino, dragón incluido, pero nada es tan complicado de superar como las tentaciones. 

Parcialmente beben de esta historia también Añoranzas y Pesares, en especial el personaje de Elías, y la saga de la Torre Oscura. Este último caso es especialmente remarcable porque sigue el patrón que enfrenta la lealtad y moralidad de los personajes contra la sensación de poder vivir una vida plena si, simplemente, decidieran parar en cualquiera de los refugios que encuentras en el camino. En el caso de Añoranzas y Pesares ,Simón también vive este proceso algunas veces, en especial como parte de su triángulo amoroso, pero no tiene un peso tan determinante en la trama. De nuevo, en ambas, tenemos mucha moral cristiana con un mensaje bastante claro. No obstante, Roland y sus compañeros derivan más hacia la obsesión y Añoranzas y Pesares no pretende ser tan moralista aunque los personajes sí lo sean. 

En la obra de Terry Pratchett apreciamos parte del humor basado en el lenguaje y en la oposición de lo que es correcto a lo que debe hacerse, aunque en su forma y tono realmente resultan obras bastante opuestas. 

Comentarios

  1. ¿Te puedes creer que se me ha olvidad/acabo de descubrir que Tolkien también hizo una traducción del Green Knight? Parece mentira que no haya escarmentado tras Beowulf, pero mi obsesión lectora y coleccionista hace que quiera poner ese libro también en mi biblioteca personal.
    Me fascinan estas entradas porque me parece que haces un gran trabajo relacionando las obras actuales y los orígenes de lo que beben. Cuando leo las relaciones es como un asentimiento mental y un reproche de cómo no me ha dado cuenta antes.
    Supongo que en cierto modo la idea de objeto poderoso que va a ayudar al héroe a derrotar al villano, o sencillamente a sobrevivir también está en gran parte influenciada por este tipo de relatos. Que son pequeños detalles, pero que están tan aceptados ya dentro de la literatura de género que personalmente me cuesta darme cuenta de ellos hasta que o me los señalan en particular.
    Muacks!

    ResponderEliminar
  2. No lo sabía. Más increible aun es el hecho de que no haya buscado todavia por ahi, como tremenda fan de Tolkien que soy. Te descubri por acá (spy Mittucs en GR), asi que te sigo además por este medio.
    Un abrazo y nos leemos :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario