Dinastía de M: tragedia de una mujer en la nevera.

Si bien a nivel general me ha parecido un buen tebeo, estamos por desgracia frente a "una mujer en la nevera".

Wanda, también conocida como "Bruja Escarlata", es la herramienta que moverá este crossover de implicaciones dantescas, pero poco tendrá que hacer en él.

Su papel es el de un ser que sufre con el que en realidad es muy difícil empatizar. En especial si lees el tomo descontextualizado, sin venir de Vengadores Desunidos. ¿Se entiende la historia sin más contexto? Sí ¿es Wanda un buen personaje, con profundidad? No.

En una entrevista, al final del tomo de Panini, dice Bendis que ha sido muy criticado por "no querer a sus personajes" y se excusa diciendo que "no sería interesante un tomo de Daredevil haciendo la colada". Razón tiene. Pero no justifica el personaje de Wanda en esta historia.

Para cuando "Dinastía de M" comienza Wanda ya ha sido completamente deshumanizada y los toques de sufrimiento al más puro estilo griego no mejoran nada el panorama. Bruja Escarlata sufre y sufre y su papel es más el de un destino impuesto a la humanidad que el de una persona con sentimientos reales.

No se trata pues de un personaje que lucha contra la adversidad. Ella ES la adversidad, un mero recurso dramático. 

Podría aducirse que no es "una mujer en la nevera" porque no solo mueve la historia de los personajes masculinos. Y esto nos lleva a la siguiente mujer con más carga narrativa: Emma Frost.

Emma es una mujer dura y determinada que... bueno, que pasa un largo camino para terminar llorando como una magdalena por un destino muy triste. ¿Sale llorando Lobezno? Ojos húmedos. ¿Magneto? Ojos húmedos de nuevo. ¿Spiderman? Mucho drama relacionado com otras dos mujeres sin voz propia. No es en absoluto equiparable a la evolución de Frost, la única mutante en la que se refleja el que, en realidad, es todo el objetivo del crossover. 

Es un tebeo de finales del 2005, seis años después de la llamada de atención que supuso el proyecto de Gail Simone. Pero aquí estamos.
No creo en ningún caso que Bendis tuviera intenciones nocivas. Que no valore a Wanda o a Emma como personajes. Pero creo que estos estereotipos femeninos están clavados en la sociedad. Es importante que hablemos sobre ellos para que cada vez aparezcan menos.

¡No metáis "mujeres en la nevera"!

David Aja no trabaja en Dinastía de M pero sus diseños son demasiado buenos como resistirme.

Comentarios